Sin tregua, Duque continúa al frente de la recuperación de San Andrés, Providencia y Santa Catalina

Escrito el 14/12/2020
Jorge Goyeneche M.


En la mañana de este domingo, bajo el cielo sanandresano, se abrió espacio el avión presidencial, un Boeing 737 700 ejecutivo que transportaba al Presidente Iván Duque para su encuentro con las comunidades de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y los Cayos, población afectada por el paso del huracán Iota. 
 
Al descender del avión presidencial, el Jefe de Estado de inmediato y, sin perder un solo minuto, se dirigió al hotel El Isleño, donde dio inicio a un Puesto de Mando Unificado (PMU) y verificó los avances de los compromisos adquiridos por el Gobierno Nacional en la atención de la emergencia generada por el paso del huracán Iota. 
 
Durante el desarrollo del PMU, uno a uno de los participantes entregaba su reporte al Mandatario, quien, concentrado, tomaba apuntes y formulaba las preguntas a que hubiera lugar. 
 
Tras más de dos horas de reunión, el Jefe de Estado dio por terminado el PMU y se dirigió a dar un reporte inicial a los medios de comunicación presentes en la zona para poder salir a terreno y conocer de primera mano cómo avanzaba la situación en Providencia. 
 
Visita a Providencia
 
Durante el viaje y ya desde aire, el propio Mandatario divisaba un gran cambio tras ese recuerdo del pasado 15 de noviembre cuando el fenómeno climático de categoría 5 acabó con la infraestructura de ese pedazo de Colombia que está allá, en la región insular. 
 
Al aterrizar en el Aeropuerto El Embrujo, el Jefe de Estado inició el recorrido por la isla rodeado por su esquema de seguridad y comitiva presidencial. 
 
Por las calles de Providencia centenares de isleños expresaban su alegría por la presencia del Jefe de Estado, quien, con una sonrisa y el saludo tradicional del choque de puños se dirigía a ellos, mientras caminaba hacia una de las casas prefabricadas ya construidas. Todos querían saludarlo y hablar un minuto con él.
 
Al llegar a la casa de una de las beneficiarias de estas nuevas viviendas, la señora María Eugenia Álvarez y su familia no podían creerlo, pero de inmediato hicieron seguir al Mandatario a su nuevo hogar para que lo conociera. 
 
El Jefe de Estado recorrió todo el lugar y observó cómo había quedado esta estructura de más de 60 metros cuadrados, antisísmica y anti huracanes, que le cambió la vida a una de tantas familias que el pasado 15 de noviembre vieron como Iota arrasó con lo que era su residencia. 
 
Al despedirse el Presidente de María Eugenia Álvarez y su familia, la mujer le solicitó al Mandatario un abrazo a lo que él accedió muy amablemente. 
 
En medio de la caminata, un pescador le aseguró al equipo de Presidencia que fue uno de los beneficiarios de la entrega de motores y equipos de pesca a lo que el isleño dijo: “Podemos regresar al mar. Esto es un gran apoyo y estoy muy agradecido con el Gobierno”.
 
En su visita a Santa Catalina, el Mandatario fue hasta la imagen de la Virgen María, la cual quedó intacta tras el paso del huracán Iota de categoría 5.
 
El Jefe de Estado estuvo acompañado por la Jefe de Gabinete de la Presidencia de la República, María Paula Correa y el Gobernador de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, Alen Leonardo Jay Stephens. 
 
También lo acompañaron la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco; el Ministro de Agricultura, Rodolfo Enrique Zea; el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo; el Ministro de Ambiente, Carlos Eduardo Correa; el Ministro de Vivienda, Jonathan Malagón y la Ministra de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Karen Abudinen.   
 
Igualmente, en la jornada participaron la Gerente General para la Reconstrucción de Providencia, Susana Correa; el Director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd), Eduardo José González Angulo, y el Coordinador de la Gestión Social y Comunitaria, Llyle Newball.