Colombia frente al fraude electoral en Estados Unidos

Escrito el 24/11/2020
Sergio Restrepo


Vivimos en realidades caóticas. En un mundo polarizado que es alimentado por la casi total desinformación. Los intentos de manipulación no tienen límites geográficos ni un único origen.

Las elecciones de los Estados Unidos de Norte América se ubican en el suceso de mayor relevancia mediática en el último mes y uno de los de mayor cruce de desinformación. 

Los medios reconocen como ganador a Biden, cuando legalmente aún no es presidente y oponiéndose a todo quien según la ley lo desconozca.

Hoy más que nunca los medios de información y las redes sociales, muestran la realidad de su manipulación obedeciendo a los turbios  intereses de quienes nos quieren mantener sometidos una realidad paralela. 

En esta realidad sus amos nombran presidentes, burlan la voluntad popular del sufragio e ignoran grandes delitos cometidos contra la sociedad civil, oscureciendo terriblemente nuestro futuro. 

Con cifras sobre la cuestionada pandemia, resaltan la urgencia de quedarse en casa según su interés, difundiendo a la vez las drásticas sanciones a la falta de obediencia, mientras entretienen con el circo sin pan su versión del acontecer nacional. 

¿Por qué las elecciones de Estados Unidos deben alertar a Colombia? Pues porque en él fraude gringo salen a relucir protagonistas de un complot contra la voluntad popular, enseñándonos que donde encontramos palabras como: bilaterales,  multilaterales, China, España, Cuba, Venezuela, Argentina, Nicaragua, Bolivia y ONGs de Soros, nuestras alarmas deben activarse convirtiéndonos en guardianes de nuestros destinos. Estos protagonistas también están presentes en Colombia presentando analogías a lo que estamos viendo en los estados demócratas, donde la corrupción y el delito quedan cada día más expuestos. 

Tenemos que estar vigilantes de todas las empresas de Soros como Dominion Voting Systems” o los softwares de votación,  pues él es un inescrupuloso especulador, que debe ser vigilado solo por el hecho que se autodefine como alguien “inmoral de vez en cuando y que trata de ser moral algunas veces”. Su relación desde los 90s con  grandes crisis sociales en el mundo deben alertar nuestro  sentido común, pues ha hecho la “inversión filantrópica” de unos 32.000 millones de euros en la inescrupulosa industria del caos disfrazado con “ingeniería social”. 

Esta fortuna la invierte a través de testaferros salidos de la nada como “gurúes”, siendo “inclusivo’ según su lenguaje, en crear desde nuevos bancos hasta grupos violentos como Antifa. En Colombia contamos con la desgracia de tener sus oficinas de “Open Society” abriendo fronteras a un flujo inmanejable de futuros votantes venezolanos, mientras lo hace en España con miles de indocumentados  traídos de África sin ninguna restricción. 

Tenemos también con bajo perfil a “International Crisis Group”, trabajando solapadamente agendas que ningún medio informa, ocultandonos maliciosamente que el Nobel de Soros,  Juan Manuel Santos, es parte de su grupo de expertos en timar y burlar la voluntad popular. Por el peligro que representan, desde hoy debemos estar vigilando a los protagonistas  de este gran fraude, evitando que en 2022 Colombia viva la peligrosa tensión social que hoy experimentan los Estados Unidos, donde afortunadamente las armas las tienen por ley los ciudadanos y no los bandidos.

Según el resumen presentado por la exfiscal de mayor reconocimiento en Estados Unidos Sidney Powell: saldrán esta semana a la luz en Estados Unidos, enormes fraudes y casos de corrupción que tienen mucha relación con Venezuela,  donde huyen  a protegerse los que hacen fraude electoral en Colombia. 

Las palabras de la brillante abogada Sidney Powell en la reciente rueda de prensa donde informaba las grandes evidencias de fraude: “Sabemos específicamente que Venezuela lo exportó con ese propósito a Argentina y otras empresas latinoamericanas, para asegurarse de que los gobernantes corruptos que estaban dispuestos a pagar el precio más alto por estar en el cargo pudieran manipular sus elecciones.” Powell concluyó con  estas palabras:“Los patriotas estadounidenses están hartos de la corrupción desde el nivel local, hasta el nivel más alto de nuestro gobierno. Vamos a recuperar este país. No nos vamos a dejar intimidar. No vamos a dar marcha atrás. Vamos a limpiar este desastre ahora. El presidente Trump ganó por abrumadora mayoría. Vamos a demostrarlo y vamos a reclamar los Estados Unidos de América para las personas que votan por la libertad.”

Nosotros debemos introyectar en nuestra conciencia y aplicarlas a nuestra realidad colombiana, recordando el funesto mandato de Santos,  donde  Soros y los medios impusieron una versión rosa sobre los “acuerdos de paz”, fabricando descaradamente un “Si”  como primer paso a desconocer la legalidad de la voluntad popular:

Quedó claro que el papel de Mrs Powell, no representaba solo a Mr Trump, está defendiendo a millones de personas que en todo el mundo, esperamos que al hacer justicia en Estados Unidos, se aplique también verdadera justicia en nuestros países.


Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de colombiano.me y son de exclusiva responsabilidad de los autores.