Los hispanos en Georgia no son demócratas.

Escrito el 17/11/2020
Sergio Restrepo


Mientras salen más pruebas del gigantesco fraude en los resultados de las votaciones en los Estados Unidos, en Georgia los demócratas piden a el Centro Carter  “monitorear” el proceso de reconteo de votos, lo que les garantiza  tener la misma imparcialidad con que “observó y supervisó” esta entidad las votaciones en las dictaduras narco comunistas de Venezuela y Nicaragua, procurando para Georgia el mismo resultado de ruina y caos.

 

Recordemos que Jimmy Carter su fundador, precisamente fue quien llevó al poder al dictador Ortega, favoreciendo los intereses del Partido Comunista Chino y la expansión del virus comunista en nuestra región. Por su parte la OEA  aprobó una misión de observación para los comicios de Nicaragua en 2021, pidiendo también que se convoquen elecciones en Venezuela. ¿Tendrá en cuenta su Secretario Luis Almagro, que la semejanza entre las elecciones de Venezuela y Nicaragua con las de Georgia y  Estados Unidos pueden ser las máquinas de votación y su sistema o software de conteo? Mientras unimos estas “coincidencias”, recordemos también que Carter, Clinton y Obama han favorecido a China y  a las dictaduras de Cuba, Venezuela y Nicaragua, en detrimento de las democracias de Estados Unidos y Colombia, causando la pérdida del mar territorial colombiano para la construcción de un Canal Interoceánico para China en Nicaragua.

 

Mientras el partido demócrata se identificó abiertamente con el totalitarismo globalista, en las votaciones de Georgia algo inusual sucedió con los votos republicanos, donde un importante Distrito sorprendió con la realidad histórica de la cifra de 70.000 votos reconocidos  oficialmente hasta el momento.

 

La protagonista de esta hazaña es la hispana Johsie Cruz, nacida en la saqueada Venezuela e hija de padres colombianos, quien sin recursos ni apoyo logístico del Partido Republicano,  entró con su pequeño equipo de voluntarios a convencer con sus propuestas a esta enorme cantidad de votantes,  récord en la historia de este fortín demócrata.

 

Mientras se expone en Georgia y toda la nación, la gran manipulación de votos, los  hispanos y seguidores de las propuestas de Johsie pueden seguir creciendo drásticamente, claro está sin la veeduría del Centro Carter, que precisamente está en Atlanta.

 

Es clara, antiética y patética la falta de objetividad y parcialización de los medios “latinos” donde pretenden justificar conceptos en los que quieren enmarcar nuestra hispanidad, tratando de conciliar temas tan opuestos a nuestros valores e identidad como son la agenda LGTB, el negocio de la muerte de bebés o convertir a Estados Unidos en la ruina como son las narco dictaduras de Cuba, Venezuela o Nicaragua, desconociendo que muchos de los que no pueden votar vienen a Estados Unidos a buscar un cambio positivo que mejore su vida y la de sus familias.

 

En Georgia un periódico demócrata, resaltaba maliciosamente:“Joshira Cruz es de origen venezolano, es primera vez que participa en unas elecciones, tiene una agenda anti-inmigrante pro- Trump, pro-muro y en contra de los Dreamers, y ha realizado una campaña poco visible”. Con tan imparcial descripción sobre la candidata hispana, en otro cuadro  a modo comparativo resaltaba como digno representante a Hank Johnson su oponente, omitiendo el peligroso corte radical de  alguien declaradamente antisemita, ateo y como todo comunista, promotor del odio y la división, azuzador del tema racial, promotor de la misma inmigración ilegal que fue reprimida hipócritamente por Clinton y Obama constructores de infames jaulas y cárceles donde separaron a miles de familias hispanas, favoreciendo el tráfico humano y sexual de  siniestras mafias al otro lado de la frontera.

 

Lo cruel en omitir estos tenebrosos detalles, es caer conscientemente en la complicidad del silencio, callando y escondiendo la verdad de que Johnson representa la agenda de la industria de la muerte, donde multinacionales se enriquecen con el aborto y la eutanasia,  creados en los regímenes fascistas de izquierda más siniestros de la historia. ¿Dónde queda la objetividad y responsabilidad social de los medios hispanos en Estados Unidos?. Sesgados y vendidos a publicidad política sin importar el futuro y bienestar de los hispanos que llegaron aquí huyendo de la ruina económica, la inseguridad y decadencia moral del comunismo.

 

Los medios hispanos nunca dirán la realidad de las votaciones en Georgia, donde el Distrito 4 es la muestra de cómo la mayoría no fuimos seducidos por verdugos que quieren destruir nuestros valores, reducirnos poblacionalmente facilitando “muerte digna” y ofreciendo paupérrimos beneficios para sus fines políticos,  como hicieron con los dreamers a quienes por tener mayoría demócrata en ese momento, pudieron beneficiar legalmente y nunca concedieron estatus migratorio legal  definitivo.

 

La única frase que rescato del  cuadro comparativo mencionado, es que  Johsie con una campaña “poco visible” ha marcado un hito que demuestra que los hispanos en el distrito 4 votaron masivamente a su favor, porque ya asocian ‘demócrata” con los sinónimos comunista, ruina y decadencia, demostrando también que los candidatos demócratas hispanos que han corrido en estas elecciones, no suman en toda Georgia, ni un diez por ciento de los votos obtenidos en el solo Distrito 4,  donde los hispanos no votaron por propaganda y manipulación, sino por convicción.

 

Llegan sin duda duros cambios que expondrán la podredumbre y corrupción del globalismo que tiene a Iberoamérica sumida en grandes desgracias, pero que comenzara renacer bajo el gobierno de paz y prosperidad  que ha demostrado por primera vez un Presidente desde el último siglo.

 

Pidamos a Dios que brille la verdad y seamos coherentes con nuestros principios, haciendo lo justo y velando por lo correcto, mientras los medios publican falsas noticias donde cada día quedan más expuestos los fraudes en los que han incurrido los políticos demócratas con la complicidad de algunos republicanos.

 

Construyamos unidos un mejor futuro bajo  el segundo gobierno de Trump.


Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de colombiano.me y son de exclusiva responsabilidad de los autores.