Minga, Escazú, y los 90.000 kilómetros cuadrados de nuestro mar caribe, regalados a Nicaragua hacen parte de la misma agenda que roba nuestra soberanía

Sergio Restrepo


Identificando la agenda y sus históricos protagonistas:

 

Iberoamérica, fue el mejor y mayor modelo imperial en toda la historia, pionero en establecer las primeras leyes de derechos humanos, protección de las etnias Indígenas y respeto por los esclavos. En perspectiva fuimos el único imperio que asimilo integralmente a sus habitantes en extensos territorios protegiéndolos con salud, educación, legislación y garantías individuales, sin precedentes en esa época. 

 

Desde hace más de dos siglos, una pequeña élite burguesa conspiró junto a nuestros enemigos para traicionar y desintegrar la gran Iberoamérica que fuimos.  Aprovechando la invasión de España por parte del déspota Napoleón, los llamados “libertadores” o “padres de la patria” negociaron nuestro destino a cambio del beneficio de sus mezquinos intereses. Al consumarse la traición, comenzaron las luchas internas de los “libertadores” para tener el control económico y político de las sobras de nuestros enemigos. Ingleses, franceses y holandeses, fueron los principales beneficiados quedándose con gran parte de nuestro oro, recursos minerales y comercio. 

 

 Desde esa nefasta época mega minas como la Frontino Gold Mines en Segovia, Antioquia, son explotadas extrayendo un descomunal volumen de oro y nuestras riquezas, encubiertas en el imaginario con una leyenda negra española, creada y esparcida para justificar la realidad que desconocemos. 

  

 

 

Iberoamérica perdió su unidad y fortaleza, convirtiéndose en un grupo fallido y manipulable de 19 países. Hoy nuestros enemigos continúan saqueando desde el exterior con agendas que incluyen la manipulación de la población indígena y de afrodescendientes hispanos. La antigua y efectiva “leyenda negra'' sigue generando odios, emociones e imaginarias culpas centenarias. En esta guerra contra Iberoamérica, la complicidad de nuestros líderes políticos e indígenas, los medios vendidos y la falta de identidad hispanoamericana, fue el escenario ideal para que el despotismo del Partido Comunista Chino y un narcofascismo disfrazado de socialismo en Hispanoamérica y el Caribe, resurgiera unido como la peor amenaza que hoy enfrenta nuestra región. 

La Corte Internacional de Justicia Comunista a la que Santos entregó el manejo de nuestra soberanía y legendaria legalidad territorial, regalo al régimen marioneta de Nicaragua nuestra invaluable riqueza marina. 
 

¿Cuál fue la decisión de La Haya el 19 de noviembre de 2012? 

La Corte Internacional de Justicia confirmó que el archipiélago de San Andrés pertenece a Colombia, pero señaló que el meridiano 82 no es la frontera marítima entre los dos países, y trazó una delimitación favorable a Nicaragua, dejando a dos de las islas colombianas prácticamente encerradas y sin mar. Así, "los habitantes de Quitasueño y Serrana pueden allí vivir, más no subsistir", ya que los habitantes viven de la pesca artesanal, "el fallo de La Haya viola con esto el derecho de la población autóctona". ¡Lo irónico Islas sin mar!  

 

¿Sabías qué la “nueva soberanía marítima” de Nicaragua está peligrosamente cerca de Barranquilla? 

 

Hoy estas aguas territoriales y las de américa del sur, son testigos fieles de cómo el régimen chino arrasa sin ningún control nuestros recursos marinos con más de 300 grandes embarcaciones pesqueras

 

¿Dónde están la ONU y las ONGs que demandan a Colombia inmensas indemnizaciones por daños al Medio Ambiente, además pagados por los colombianos? ¿Acaso no es más rentable demandar a China, quien controla la minería en toda Hispanoamérica, siendo además el mayor depredador de nuestro medio ambiente y de los Derechos Humanos en su inmenso país?  

 

China además de explotar sin ninguna regulación ambiental nuestros mares, controla nuestra riqueza minera sin normas que les afecten directamente. La Alibaba china y sus 40 ladrones también nos empobrecen aceleradamente generando crisis social y violencia que vulneran los Derechos Humanos en nuestra región. 

 

¿Qué dice la ONU y ONGs en Colombia y la región sobre esta delicada situación? Es muy buen momento para exigir un informe detallado antes de considerar un timo como el de Escazú. 

 

 

¿Si China controla tecnológicamente a su inmensa población con el llamado “¿Crédito Social”, porque también no controlamos su agresiva y déspota injerencia en nuestra sociedad?  ¿Dónde están los patriotas que exijamos al gobierno no comprar su dudosa tecnología? Violadores de Derechos Humanos, depredadores del Medio Ambiente e inescrupulosos generadores de enfermedades que paralizaron al mundo afectando a Iberoamérica más que a nadie. 

 

 

 

 Es urgente que Colombia y la región evalúen los innumerables daños de este complot y exijamos una justa indemnización que beneficie nuestras clases sociales más desfavorecidas como rezan sus nobles ideales socialistas.  

 

Es urgente oponerse a agendas globalistas como las del falso “Acuerdo de Escazú” que preparan el terreno para que la misma Corte de Justicia Internacional nos arrebate definitivamente nuestras ya vulneradas riquezas y soberanía. Exijamos en su lugar, que Colombia y los integrantes del “Acuerdo de Escazú” demandemos un informe detallado de gestión, que evaluemos la imparcialidad con que quieren evaluar el manejo de nuestras soberanías, medio ambiente y derechos humanosversus los manejos de China en los mismos temas dentro de su país y en nuestra región. No cedamos un milímetro más de nuestra soberanía y controlemos que la ONU, Cepal y las bondadosas ONGs, que nos asfixian con su agenda saqueadora, haga coercitivamente cumplir en China y nuestra región las normas de Derechos Humanos y Medio Ambiente que nos quieren imponer eternamente con su sistema de “Crédito Social”.  

 
¿Saben cómo el Régimen Comunista Chino robo 90.000 kilómetros cuadrados de nuestro mar caribe? 

  

Los traidores criollos siguen más activos que nunca, son abiertamente de izquierda, amantes de las dictaduras como las de Cuba, Venezuela, Nicaragua y por supuesto, la de su madre esclavista China con sus métodos globalistas de opresión. Desde el exterior “demócratas” como el solapado y nefasto Jimmy Carter, aumentaron el poder del P. C. Ch. Chino allanado el camino para el control de nuestra región. Carter validó la tiranía de Chávez en Venezuela y en 2007 instaló al déspota de Ortega en Nicaragua, siendo el títere ladrón de nuestra soberanía para China y sus intereses regionales. La agenda siguió muy activa desde el exterior con “demócratas” globalistas como Obama y traidores criollos como Santos, desprestigiados “Nobel de Paz”, que, para su amo Soros, desmembraron nuestro país para la futura construcción de un Canal Chino en Nicaragua. Tristemente desde Colombia descendientes de elites que reinan desde la “independencia” siguen facilitando hurtos colosales y descarados de nuestros recursos y soberanía, como pasó con nuestro mar Caribe. facilitando el control absoluto de más de 90.000 kilómetros cuadrados de nuestro mar al régimen fascista chino y sus socios globalistas.  

 
  

¡No más injerencia del Globalismo en Iberoamérica!

 


Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura editorial de colombiano.me y son de exclusiva responsabilidad de los autores.