Presidente Duque convoca a una gran coalición mundial para la protección de los bosques lluviosos y la selva tropical húmeda, ante la ONU.

Presidente Duque convoca a una gran coalición mundial para la protección de los bosques lluviosos y la selva tropical húmeda, ante la ONU.

Colombiano.me


Al intervenir en la Cumbre sobre Bosques Tropicales, evento que se realizó en el marco de la Asamblea General de la ONU, el Presidente Iván Duque hizo este lunes un llamado a conformar una gran coalición mundial para la protección de los bosques lluviosos y de la selva tropical húmeda, como el camino más expedito para afrontar los efectos del cambio climático y amenazas como la deforestación, la minería ilegal, los cultivos ilícitos y la extensión desmedida de la frontera agrícola, que ponen en peligro pulmones del planeta como la Amazonía.

En su intervención, el Jefe de Estado explicó que la extracción ilegal de minerales se ha convertido en una de las grandes amenazas en contra de la selva tropical húmeda de América Latina y el Caribe, junto con los cultivos de uso ilícito, que traen enormes repercusiones, porque “por cada hectárea de coca que se siembra en la selva tropical, se están destruyendo cerca de dos hectáreas de ese patrimonio tan importante para nuestro planeta”.

Recalcó que la extensión irregular de la frontera agrícola y el desarrollo ilegal de maderables también son la causa de la deforestación, a lo que se suman los efectos del cambio climático, todo lo cual desencadena, por ejemplo, la serie de incendios forestales que se han visto en la Amazonía en semanas recientes.

Avances en Colombia

A renglón seguido, el Presidente Duque se refirió a la importancia que este tema tiene para Colombia, un país que tiene el 50 por ciento de los páramos del planeta, cuyo 40 por ciento de su territorio continental es selva tropical húmeda, y que, además, posee más de 24 millones de hectáreas en parques naturales.

De manera que para proteger esta riqueza ambiental -expuso el Jefe de Estado-, el Gobierno de Colombia ha puesto en marcha una estrategia integral que ya ha dado importantes resultados y que empezó con la incorporación en el Plan Nacional de Desarrollo de la defensa de los recursos naturales como un asunto de seguridad nacional.

Así mismo, el Mandatario destacó la implementación de un trabajo interagencial que ha permitido reducir la deforestación en un 17 por ciento y los avances del programa de reforestación que se ha impuesto como meta sembrar 180 millones de árboles al año 2022. Así mismo, resaltó la incorporación de las comunidades ancestrales y de los habitantes de las regiones a la estrategia de pago por servicios ambientales y a la migración, en zonas estratégicas, de actividades laborales hacia actividades ambientalmente sostenibles.

Igualmente, el Presidente Duque subrayó la reciente suscripción del Pacto de Leticia, mediante el cual los países amazónicos se comprometieron a aunar, fortalecer y coordinar esfuerzos para proteger el medioambiente y la biodiversidad del Amazonas.

Llamado a aportar recursos

El Jefe de Estado hizo también un llamado a los países desarrollados a contribuir con mayores recursos para la preservación y atención de los bosques tropicales, incluyendo el impulso a la reforestación y a esquemas como el pago por servicios ambientales.

“Que tengamos la posibilidad de buscar, de hacer un llamado a los países que han construido también su desarrollo a costa, muchas veces, de esta emisión de gases de efecto invernadero, para que contribuyan también con recursos en la preservación y en la atención de nuestros bosques tropicales”, dijo.

“Es urgente, apreciados delegados, que el esfuerzo por reforestar, que el esfuerzo por tener esquemas de pagos por servicios ambientales, sea reconocido globalmente”, sostuvo.

Finalmente, el Presidente Duque amplió este llamado al sector privado que, en su opinión, debe tener una participación activa en el trabajo decidido que se debe cumplir por la protección de los bosques primarios en todo el planeta.

En este sentido, el Mandatario colombiano precisó que los empresarios “pueden participar en los esquemas de compensación y pueden, además, aportar bajo los mercados voluntarios de reducción y captura de CO2”.

“Este llamado que hacemos hoy es para que todos, absolutamente todos, en el esfuerzo de actuar frente a los efectos del cambio climático, entendamos que no seremos victoriosos si no incluimos en nuestra agenda la defensa irrestricta de los bosques tropicales, de los bosques lluviosos y de los bosques primarios”, concluyó el Presidente Duque.