El Presidente fue a Caldono pero no se pudo concertar el diálogo con la minga.

El Presidente fue a Caldono pero no se pudo concertar el diálogo con la minga.

Colombiano.me


Caldono, Cauca, 9 de abril de 2019.

 

“Yo espero que actos como el de hoy, de rechazar la presencia del Gobierno para tener un diálogo fructífero, sea motivo para que se recapacite; pero aquí no podemos seguir teniendo un Estado a merced de presiones”.

Así lo dijo el Presidente Iván Duque al referirse a la ausencia de los líderes indígenas en el espacio de diálogo social que se iba a realizar en la Casa Lúdica del municipio de Caldono (Cauca), donde durante cuatro horas permanecieron el Jefe de Estado, ministros y otros altos funcionarios del Gobierno nacional; el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, y representantes de organismos internacionales.

En su declaración, el Mandatario lamentó que “no se haya valorado el gesto del Estado, hoy; que se haya rechazado la posibilidad de tener este encuentro” y que “no se valore la presencia de todas las instituciones y de organismos internacionales para poder avanzar en ese diálogo”.

Insistió en que “el Gobierno nacional tiene claro que seguirá adelante con el Plan de Desarrollo y con cerrar las brechas sociales”, y anunció que se continuará con la “práctica permanente de diálogo social con todos los colombianos, como lo hacemos cada ocho días con el Taller Construyendo País”.

“Pero soy enfático: este Gobierno rechaza tajantemente las vías de hecho; no acepta las vías de hecho como mecanismo de presión al Estado y como mecanismo para lograr el oído y la atención del Estado”, recalcó.

Añadió que “este Gobierno rechaza, de manera clara, cualquier acto de violencia que busque pasar por encima del derecho de los colombianos. Este Gobierno rechaza que la violencia pisoteé los derechos establecidos en la Constitución nacional”.
 
Por ello, hizo un llamado a la reflexión. “Aquí no podemos seguir manejando el diálogo entre el Estado y las comunidades con ultimátums, ni podemos manejar el diálogo con el Gobierno apelando a argumentaciones que conducen al empleo de las vías de hecho”.

En su intervención, el Presidente Duque reivindicó los acuerdos logrados por la delegación del Gobierno -en cabeza del Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia- y los representantes de las comunidades pastos, quillacingas y awá-camawari, sobre los cuales aseguró que tienen “total viabilidad”, pues se trata de compromisos “viables, cumplibles y con estructura presupuestal”.

Reiteró que “hoy hemos cumplido estando presentes acá en Caldono”, y recordó que esa presencia se dio “con los protocolos de seguridad que se tomaron ante alertas que fueron presentadas en las últimas horas y que ameritan una reacción responsable, adecuando un espacio para tener la suficiente presencia del liderazgo en las comunidades indígenas y tener un diálogo productivo”.

El Mandatario dijo que “seguiremos, como Gobierno, trabajando por todos los colombianos”, pero “no podemos seguir aceptando que aparezcan personas queriendo capturar políticamente los escenarios de diálogo y llevar esto a forcejeos innecesarios, improcedentes”.
 
Por esta razón, manifestó que el objetivo, “como sociedad, es el de seguir construyendo la paz, en el marco de la legalidad”, y consideró que “la paz empieza por reconocer que se deben cumplir la Constitución y la ley y que las diferencias se ventilan en democracia a través de los canales institucionales”.

Al destacar la presencia de los gobernadores del Cauca, Óscar Rodrigo Campo; Huila, Carlos Julio González, y Valle del Cauca, Dilian Francisca Toro, el Jefe de Estado manifestó su interés por “seguir construyendo en el diálogo social”, pero volvió a hacer énfasis en “el rechazo absoluto de las vías de hecho, de las amenazas, de las intimidaciones, y la genuina vocación que debemos tener todos para dialogar, entendiendo las circunstancias, como lo teníamos planeado para el día de hoy”.