El primer “Thanksgiving” fue Hispano!

Escrito el 24/11/2020
Sergio Restrepo


Thanksgiving es un día lleno de emotividad y tradición anglosajona que nosotros los inmigrantes aunque lo celebremos, muchos pudiéramos sentir que nada tenemos que ver con esta  tradición; la verdad es muy diferente, por eso les invito a  estudiar la riqueza de nuestra herencia hispana y sobre todo, ser conscientes de que estamos aportando a la cultura de este país mucho antes de 1620, fecha en la cual se cree que comienza esta bella tradición.

 

Un día 8 de septiembre de 1565 y medio siglo antes de la llegada de los “Peregrinos del Mayflower,” se registró en la historia de esta nación la primera celebración de “Acción de Gracias” y podemos verificarlo en los archivos históricos de San Agustín en la Florida donde además consta que el almirante español Pedro Menéndez junto a un grupo de colonos, fundaron esta ciudad en nombre del rey Felipe II de España, siendo  hoy la más antigua de esta nación.

 

Aquel mismo día además de la fundación de San Agustín, también se festejó  oficialmente el primer “Día de Acción de Gracias” y fué  con una celebración religiosa en español o mejor dicho, en nuestro hermoso castellano, cuando un inmigrante hispano, el capellán Francisco López de Mendoza, en compañía de algunos nativos y negros, dio gracias a Dios por sus favores y por el histórico evento.

 

Poco tiempo después también fue fundada en San Agustín una misión franciscana, siendo la primera misión religiosa en territorio norteamericano; cabe aclarar que contrario con lo que pasó con los nativos norteamericanos de la historia de los peregrinos; luego de nuestro día de “Acción de Gracias” los nativos del lugar llamados Timucuas, convivieron pacíficamente con nuestros padres fundadores, siendo el dominio de sus tribus la Florida y el sudeste de Georgia*; así que llevamos en la historia de nuestra hispanidad no solo la celebración en esa fecha, sino también posteriormente, San Agustín  fué el primer lugar de integración pacífica con indígenas y negros africanos libres, pues llegaron en plena libertad con Juan Ponce de León mucho antes de  la fundación de la ciudad.

 

Como hispanos debemos  saber  que nuestros ancestros españoles, indios y negros participaron unidos de esta y otras celebraciones como nos muestra la historia de los Timucua, ya que ellos se integraron de tal forma con nuestros fundadores hispanos, que existió un jefe indio muy poderoso llamado don Juan quien gobernó desde la Isla de San Pedro, hoy Cumberlad Island en Georgia, hasta la Florida; éste don Juan además de ser muy rico y respetado, recibía un sueldo anual de la Corona española que incluía dinero, caballos, vestidos, herramientas y trigo. El sitio original de nuestro “Día de Acción de Gracias” hispano aún se encuentra en  San Agustín y hace más de un siglo se construyó en su lugar una réplica del sitio original como el que existió en el siglo XVI y que fue destruido por los ingleses en 1728.

 

Como si fuera poco, también tenemos un segundo día de “Acción de Gracias”  que se registró en Texas y fué declarado oficialmente así  por el español don Juan de Oñate con la celebración de una misa en 1598. Esta celebración toma aún más significado histórico porque para la tradición católica la Eucaristía, palabra que viene del griego Eukaristein, significa “Acción de Gracias”.

 

*Es de resaltar que los Timucuas tuvieron el privilegio histórico de que en 1612 Fray Francisco Pareja publica el “Catecismo en lengua castellana y timucua”, primera obra publicada en la lengua nativa de los amerindios de la región que luego se convertiría en los EE.UU.