Cooperación global y acciones políticas sólidas necesarias para una recuperación sostenible - OCDE

Escrito el 24/11/2020
Colombiano.me


 

 

New Horizons , un informe solicitado por el G20 para respaldar su Plan de Acción en respuesta a la crisis, dice que los gobiernos deben planificar ahora la recuperación sin dejar de vivir con el virus. Las medidas económicas de emergencia para hacer frente a la crisis deberán adaptarse, el apoyo a las personas y las empresas será más específico y se establecerán nuevas políticas para hacer realidad el objetivo de una economía mundial más fuerte, sostenible e inclusiva. 
 
 

Al hablar en la Cumbre, el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría, dijo que se necesitaban reformas ambiciosas para asegurar una recuperación vigorosa. Añadió: “Necesitamos asegurarnos de que la salud y la protección social beneficien a todos, que la inversión pública y privada esté alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y debemos construir resiliencia en el corazón de nuestros sistemas económicos y sociales”. 
 
 

La OCDE identifica la necesidad de una cooperación más fuerte entre los gobiernos en varios campos: 

  • en salud, desde la investigación hasta la distribución de vacunas COVID-19, 

  • en el comercio, para garantizar cadenas de producción globales robustas, 

  • en la fiscalidad de las multinacionales a medida que la economía se digitaliza cada vez más, 

  • en sostenibilidad ambiental, y, 

  • en la prevención de salidas repentinas de capital y crisis de deuda soberana en mercados emergentes y países en desarrollo. 

  •  

El informe dice que el gasto fiscal excepcional y el apoyo monetario deben mantenerse durante el tiempo que sea necesario para amortiguar el impacto de la pandemia, y describe cómo los gobiernos deben trabajar en tres frentes principales: reasignar recursos; apoyar a la gente; y construir un sistema económico sostenible y resistente para el futuro. 

 

La crisis está acelerando los cambios en la economía, que a menudo son disruptivos. Los gobiernos deberán ayudar a los trabajadores y las empresas a hacer la transición de los sectores en contracción a la expansión; eliminando las barreras a la movilidad, aumentando la competencia y facilitando a las empresas el acceso a la financiación y las tecnologías avanzadas o la reestructuración. 
 
 

La mejora de la formación y el desarrollo de habilidades, especialmente entre los jóvenes y las mujeres poco cualificadas, que a menudo son vulnerables en el mercado laboral, será clave. Los esquemas de retención de empleos deberán evolucionar para garantizar que las personas, en lugar de sus trabajos, estén protegidas, que se amplíen sus oportunidades y se salvaguarden sus ingresos. 
 
 

Aumentar la inversión pública y privada, en particular en la atención médica, la digitalización, la reducción de las emisiones de carbono, la educación y las habilidades, es esencial para reforzar la sostenibilidad y la resiliencia.