Los infiltrados...

Los infiltrados...

Escrito el 13/11/2018
Choly Devoz


El gobierno colombiano enfrenta problemas fundamentales por resolver, importantes para el desarrollo y futuro del país y en algunos no se  debe transigir. El uso de de violencia y vandalismo  como mecanismo negociador, indiscutiblemente no es la vía.

Los poderes oscuros  enmascarados  en protestas estudiantiles y demás movimientos ideológicos no benefician a la población estudiantil  ni le abre paso a la democracia. Deberían saber que esta técnica de lucha no ofrece ninguna garantía frente a la posibilidad del fracaso, a pesar de apoyarse en teorías y el análisis estratégicos, y de que a veces reciben respaldo internacional. Pues esto conlleva  al trastorno social y considerables consecuencias negativas en lo estructural, como ya lo hemos visto.

Si los estudiantes piden dialogar con el gobierno sobre la educación, es necesario tener ideas claras por los peligros que ello implica. No todos los que emplean la palabra "educación"  quieren la "educación";  lo hemos visto en los actos y expresiones claramente violentas, esas mismas que han perpetrado atrocidades en Colombia por muchos años. Esto no  constituye una forma de expresión. Recordemos que  Hitler llamó a la paz, pero lo que quería era el sometimiento a su voluntad.

Estos hechos violentos los rechazamos todos los colombianos!! ¿No utilizaran a los estudiantes como caballo de Troya?   los poderes ocultos detrás de estas protestas tienen su Tendón de Aquiles, el  mito de la Grecia clásica ilustra bien la vulnerabilidad de lo supuestamente invulnerable. A Aquiles, el guerrero, ningún golpe podía dañarlo, y ninguna espada penetrar su piel. Cuando era un recién nacido, se supone que su madre lo había sumergido en las aguas del mágico río Estigio, y por eso su cuerpo estaba protegido contra todos los peligros. Había, sin embargo, un problema. Como el niño había sido sostenido por el talón para que no fuese arrastrado por la corriente, el agua mágica no había cubierto esa pequeña porción de su cuerpo. Cuando Aquiles se hizo un hombre, les parecía a todos que era invulnerable frente a las armas enemigas. Pero en la batalla de Troya un soldado enemigo, instruido por alguien que conocía la debilidad de aquél, logró clavarle una flecha en el talón desprotegido, en el único lugar donde podía ser herido. La herida fue fatal. Todavía hoy la frase "el talón de Aquiles" se refiere a la parte vulnerable de una persona, un plan o una institución donde si se le ataca, no está protegida.

No se puede perder de radar que fue el Presidente de la República, Iván Duque quien instó a una mesa nacional de dialogo con los estudiantes, y se ha comprometido a generar una política publica sostenible.

 En su reciente intervención ante la UNESCO, el Presidente Iván Duque pidió que se convierta esta en socio de Colombia para la transformación del país a través del impulso a las industrias creativas y culturales que integran la Economía Naranja. 

Todos esperamos soluciones  del Gobierno, pero es injusto pretender que  se pueda hacer frente a la  difícil  situación nacional en tan corto tiempo.