El periodista español Javier Negre ataca a Colombia

El periodista español Javier Negre ataca a Colombia

Escrito el 06/09/2018
Colombiano.Me


En una entrevista de la emisora de radio española Cope radio, programa ‘Herrera en COPE’, Informe Negre 03 de septiembre de 2018. El periodista de investigación español Javier Negre hace una serie de declaraciones desagradables e injuriosas sobre Colombia

Escuche la entrevista

 

En una entrevista de la emisora de radio española Cope radio, programa  ‘Herrera en COPE, Informe Negre 03 de septiembre de 2018. El periodista de investigación español Javier Negre hace una serie de declaraciones desagradables e injuriosas sobre Colombia

 

Dice que la imagen que vende el gobierno de Colombia no es nada real afirmando que Colombia sigue siendo un Narcoestado. Argumenta que Medellín las bandas del narcotráfico controlan absolutamente todo.

Pero lo peor está por comenzar: Critica al gobierno colombiano y al alcalde de Medellín, por considerar desde su expertise que las medidas que ha emprendido el gobierno colombiano por mejorar la imagen del país, son simples acciones estéticas;  poniendo como ejemplo de ello la anunciada  demolición de un edificio donde vivió Pablo Escobar.

Traza un paralelismo surrealista entre la polémica surgida alrededor del Valle de los Caídos en España (el gobierno español actual quiere desenterrar los restos del ex Jefe de Estado Francisco Franco que actualmente están localizados en un monumento que se construyó bajo su régimen) y ciertas medidas del gobierno colombiano para desvincular la imagen de su país de la imagen de Pablo Escobar y el narcotráfico.

Siguiendo con su insultante e irrespetuoso relato dice que en su viaje a Medellín realizó un llamado Narcotour y resalta sorprendido que en este recorrido una pareja de irlandeses se esnifaron una raya de cocaína en la tumba de Pablo Escobar. Una escena común de la noche madrileña es lo que Jorge  Negre rescata de su intento de inmersión en el mundo del narcotráfico.

Nuestro investigador parece que en un par de semanas logró conocer más a Colombia que a su propio país.

Pues según Informe Europeo Drogas 2017 de la organización médica colegial de españa (OMC) España, segundo país europeo con más consumidores de cocaína, concretamente se estima que 17,5 millones de adultos europeos de 15 a 64 años (5,2% de la población) la ha consumido en algún momento de su vida. España (9,1%), por detrás de Reino Unido (9,7%) ocupa el segundo puesto en consumo seguido de Irlanda (7,8%), Italia (7,6%) y Francia (5,4%).

El periodista hasta osa en ofrecer consejos al gobierno colombiano, diciendo: “Que antes de prohibir los narcotours o la demolición del edificio donde vivió pablo escobar, debería preocuparse por las 42 fronteras que según el investigador tiene Medellín y que son controladas por organizaciones criminales”. Sería bueno que diera a conocer a las autoridades colombianas los puntos geográficos de esas fronteras ya que está tan bien dateado.

Sigue contando en su elocuente diálogo que conoció a un sicario que le ofreció matar a quien él quisiese por (5) cinco euros. Y aquí me surgen los siguientes interrogantes:

  • En qué círculos conoció usted a este sicario?

  • Denunció esta situación a las autoridades policiales?

  • Donde queda ubicada la capilla en la cual se reúnen todos los sicarios que dice usted conocer?

Sería también de gran ayuda que presentará denuncia formal a las autoridades colombianas sobre esas discotecas de Medellín, donde dice usted se ejerce el tráfico de prostitución de menores. Pues este tema, es una problemática transnacional que obviamente no afecta sólo a Colombia, sino al mundo entero.

Por otra parte regalenos el cálculo que hizo para determinar que el 80% de las chicas en las discotecas de Medellín son prostitutas, pues además de indelicada su afirmación deplorable, atenta contra la imagen de la mujer antioqueña, reconocida por su talante, empuje y berraquera, además de hermosura.

Siguiendo con sus datos estadisticos, dice usted que Cali es una de las ciudades más peligrosas de Latinoamérica, aunque no la conoció, su investigación lo lleva a establecer ponderados cual experto en seguridad mundial.

En cuanto a su estimación del valor de acostarse con una mujer en Colombia, dice usted que no supera los 10 euros, muy seguramente este dato hace parte de su gran inventiva locuaz peliculera.

De Cali pasa a Cartagena de Indias, diciendo que es muy preocupante que a las 7 de la tarde en la plaza del reloj público, se puede encontrar prostituyéndose entre 300 y 400 mujeres, muchas de ellas niñas entre 16 y 17 años. Esto mi querido investigador ya se sale...  Me gustaria enviarle una foto en tiempo real de la plaza del reloj en Cartagena, pues parece que su imaginación lo lleva a delirar con escenarios que no existen, sin embargo recurre nuevamente a presentar a Colombia como una pesadilla. Para su información Cartagena es una de las ciudades más seguras de Colombia.

La anécdota que describe de su incipiente affaire en una discoteca en Cartagena y la gran suerte que contó al no recibir dos tiros de milagro, pareciera de alguien que está bajo los efectos de la coca rosa que describe muy bien en la entrevista, pues lo que cuenta además de ser mentira dista mucho de la realidad.

La tapa de la olla: dice usted que para evitar desagradables sorpresas o un par de tiros en la cabeza, en Colombia se debe preguntar a cualquier mujer que conozca de antemano, si es o no prostituta? Tiene usted una opinión bastante negativa e indelicada sobre las mujeres colombianas.

Dice que Colombia es un país de muchos claroscuros y España es solo claros? Vemos la paja en el ojo ajeno, y no vemos la viga en el nuestro.

Pues si bien en Colombia tenemos problemas, el esfuerzo que adelanta el gobierno y la población en general, no tiene caducidad. Pero si bien no podemos cambiar el pasado, sí podemos construir uno nuevo futuro. Hay algo de malo en eso?

Para que aprenda algo de Colombia.

Ser colombiano es comprender que la vida no es fácil, pero que lo fácil no es vida. Hemos vivido la violencia, el dolor, la corrupción, el sufrimiento, el secuestro, la desilusión y muchas desgracias más. Pero también hemos gritado con mucha pasión los goles de la selección colombiana, tomamos café en la calle, amamos el buen humor, damos los buenos buenos días, somos un pueblo alegre, trabajador, rumbero, musical, acogedor, innovador, recursivo, creativo y berraco.

La palabra “berraquera” la invento un colombiano, que odiaba la mediocridad y confiaba en el espíritu de lucha de un país, que históricamente no ha cesado en su reivindicación y empoderamiento.

Todo esto se lo dice una periodista de investigación, de las de verdad, de esas que están en su imaginario y quiere imitar. Alguién que se ha quemado las pestañas por informar sobre aquello que el periodismo mediocre no quiere ver.

Y le doy un consejo de ñapa, hágase berraco, investigue de verdad y deje de hablar de lo que muy poco conoce. Dentro de muchos años dirán de usted que fue un gran periodista y no un cuentista más.

 

Lee la respuesta del congresista colombiano Juan David Vélez

 

Firma la petición de disculpa de Javier Negre a los colombianos y colombianas!