La hispanidad nos une a los colombianos y españoles

La hispanidad nos une

Escrito el 29/08/2018
Pedro Angel López Barbolla


No cabe ninguna duda que la unión hace siempre la fuerza, esto es una máxima aplicable a múltiples aspectos de la vida y pocas veces llevado a cabo por los pueblos que sintiéndose hermanos no terminan de darse la mano para caminar juntos. Caminar juntos implica ayudar y ser ayudado, compartir, tener alguien a quién contar nuestras inquietudes en los malos momentos, soportar la carga entre dos es más llevadero que sustentarla sólo. En definitiva hacer el camino juntos será siempre de muto beneficio para ambas partes.

Siendo esto así por qué nuestros gobernantes no se implican más a la hora de estrechar los lazos entre colombianos y españoles? Ambos compartimos un idioma, compartimos una fé, compartimos padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos, somos hermanos.

Hispanoamérica ha de caminar unida si quiere sobrevivir en un mundo en constante cambio y en el que estar sólo es sinónimo de fracaso. Debemos Exigir a nuestros dirigentes y a nosotros mismos si cabe unir esfuerzos, remar juntos, marcarnos objetivos comunes en diferentes materias; culturales, económicas, empresariales, de investigación y muchas más.

Somos más de 400 millones de almas los que hablamos el mismo idioma y que por nuestro pasado común por supuesto por nuestros hijos debemos reivindicar nuestra cultura y el derecho a caminar juntos. Muchas son las ocasiones en las que la sociedad va muy por delante de nuestros políticos, es posible que actualmente estemos en esta situación pero no por ello hemos de darnos por vencidos, la sociedad civil tiene múltiples herramientas para dar el primer paso, creando asociaciones de todo tipo, hermanando ciudades, educando a sus hijos en la unidad no en el enfrentamiento, ayudando a quienes tienen necesidad en definitiva a asegurar esos lazos que entre colombianos y españoles existen hace ya muchos años y que no debemos perder. Sirvan estas palabras para excitar la acción de quienes teniendo responsabilidades políticas tengan también responsabilidad social y no echen estas en saco roto pues somos nosotros, el pueblo quienes se lo demanda a la par de ser igualmente nosotros como pueblo soberano quien les da la oportunidad de gobernarnos y quién de la misma forma se la quita. Viva Colombia y viva Hispanoamérica.