Los consulados colombianos y las vicisitudes para los colombianos en el exterior

Traspasando fronteras, sin dejar de ser Colombiano

Escrito el 28/08/2018
Germán Alvarez


Una visión Consular de la migración-Agosto 2018

El mal servicio y la falta de atención, son unos de los tantos motivos de denuncias de los ciudadanos Colombianos ante los distintos Consulados Colombianos existentes en la República de Ecuador; aunque las cifras de refugiados y solicitantes cada año va en aumento desde 1999, según las estimaciones de ACNUR en el 2018 en Ecuador hay aproximadamente entre 700 mil inmigrantes que representan el 5,6 % de la población, cifra que aun no se ha podido estimar con claridad por falta en el cumplimiento de los procesos formales de migración.

Con la nueva gestión de gobierno el Presidente Duque se apuesta por la restitución de la esperanza con la solidaridad que deben imprimir los delegados consulares presentes en Quito, Guayaquil, Santo Domingo, Esmeraldas, Nueva Loja y Tulcán para la atención digna y oportuna que debe recibir un Colombiano ante el Consulado más cercano a su residencia.

Según investigaciones realizadas por ACNUR desde 1999 muchos refugiados y solicitantes Colombianos manifestaron que migraron de su país por una mejor calidad de vida y tener mayor seguridad encontrando en Ecuador la paz y tranquilidad que no tuvieron en Colombia; si este fue el fin expreso que los obligó a dejar su país natal desde hace más de dos décadas, es una necesidad inmediata del actual gobierno facilitar los mecanismos que permitan una mejor atención de sus ciudadanos residentes fuera de Colombia.

Para atender esta necesidad inmediata se recomienda que los Coordinadores del Centro Democrático como representantes del Gobierno ante tales entidades, brinden el apoyo necesario a todos los ciudadanos que se encuentran en situación de desplazado o refugiados, considerando notablemente aquellos casos que fingen tal condición en la búsqueda de que el Estado los indemnice.

Con la creación de la “Fundación Luchando por nuestra dignidad” se busca que dicho organismo sirva de ente integrador de las políticas del estado, para evaluar los casos que requieran una ayuda directa del Gobierno de ambos países; ya que tenemos el compromiso de unir esos 5 millones de Colombianos que están fuera del país, la meta es trabajar para que las familias tengan una mejor calidad de vida, no tenga la necesidad de dejar su país y se restaure con atención de calidad la condición de ciudadano Colombiano, para seguir distinguiéndolo por su amabilidad y buen trato hacia el más cercano.