La importancia de solventar la doble tributación para los colombianos en el exterior

Negociando la doble tributación para los colombianos

Escrito el 28/08/2018
Nina Rey


La doble tributación ha sido un tema de debate recurrente en Colombia desde hace tiempo. Según figura en la revista dinero el país tiene firmados hasta la fecha acuerdos tributarios con más de 45 países. La doble tributación desestimula la inversión extranjera directa, por lo que la firma de acuerdos de esta clase genera grandes beneficios al país y, en especial, a los colombianos que viven en el exterior.

De acuerdo a los principios establecidos por Roy Rohatgi, existen tres conflictos que se generan con la doble tributación. El primero es ser residente de los dos países ya que, si una persona es considerada residente por ambos, será objeto de gravámenes en los dos. No obstante, en Colombia esto se aplica a los ciudadanos que cumplan con el numeral 3 del artículo 10 del Estatuto Tributario.

El segundo de los conflictos se genera cuando una persona es residente en un país y fuente en otro, es decir, cuando unos mismos ingresos se gravan dos veces: en donde se residente y en donde se generan dichos ingresos. Una posible solución para esto es hacer una depuración de la renta y acceder a descuentos, exenciones o deducciones.

Por último, el tercer conflicto tiene lugar cuando la fuente de los ingresos se encuentra en dos países, es decir, cuando ambos consideran que el ingreso está siendo generado en su territorio, tal y como se detalla en el numeral 8 del artículo 24 del Estatuto Tributario.

Los tratados para evitar la doble tributación se articulan según lo contemplado en la convención de Viena (el "tratado de tratados") en lo referente al manejo de impuestos, de la renta y del patrimonio. En este sentido, el modelo de tratado de la OCDE es un acuerdo de neutralidad en la decisión del inversor, lo que favorece al lugar de residencia del individuo; mientras que el modelo de la ONU expone la diferencia entre países desarrollados y países emergentes, por lo que promueve que se grave en el lugar que genera la fuente de los ingresos.

Colombia firmó con Italia un acuerdo para evitar la doble tributación en enero de 2018, buscando promover una relación estable y reduciendo la incertidumbre en las inversiones, lo cual ha resultado muy beneficioso para ambos países. Por otro lado, el tratado firmado con Japón, también este año, ha multiplicado por 18 la inversión japonesa en Colombia, según defendió el exministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas.

Esta serie de tratados hacen que Colombia tenga una mayor presencia en los mercados internacionales, además de generar más y mejores beneficios para los colombianos que viven o tienen ingresos en el extranjero.

Por tanto, el país tiene que seguir redactando acuerdos de este tipo con el resto de naciones, especialmente aquellas con una mayor presencia de colombianos, así como darle seguimiento al cumplimiento de los tratados que ya estén firmados. Es necesario que los colombianos que viven en el exterior estén informados y vean que su país y su Gobierno les tienen presentes aunque no estén en el territorio nacional y que, independientemente de donde vivan, serán colombianos para siempre.