Los médicos colombianos en México tienen una serie de problemas

Los médicos colombianos especializandose en Mexico

Escrito el 29/08/2018
Carlos Alberto Restrepo Vélez


La problemática de los Médicos Residentes Colombianos que estudian en México, es uno de los tantos temas de los que nadie habla. Es como el sueño americano, un sueño, que al cumplirse debe ser muy satisfactorio, pero lleno de sacrificios. No soy médico, pero he vivido el día a día su problemática, ya que mi esposa es Residente de Urgencias.

El principal problema que deriva que los médicos colombianos tengan que salir del país a realizar una especialidad, es la escacez de cupos disponibles en las universidades colombianas para tantos médicos generales graduados. Otros como el costo de las inscripciones para aspirar a un cupo, el hecho de que no en todas las ciudades hay todas las especialidades disponibles, las palancas que hay que tener para poder entrar, el presentar un examen de conocimientos, una entrevista, segundo idioma, tener publicaciones en prestigiosas revistas, en fin demostrar una hoja de vida impecable y mejor que la de cualquiera para poder ser escogido al final, despues de pasar un examen y todos los trabajos que pasan los que se presentan alguna vez a una universidad con el fin de hacer una especialidad, sin contar con el estrés y la frustración que merece el no pasar.

Además, algo que mucha gente desconoce y que es muy importante, cuando al final pasan, dedican la exclusividad de tu tiempo y esfuerzo tanto laboral como mental, a un “trabajo” por 3, 4 ó 5 años, donde no son remunerados.

Los que salen del país tienen una serie opciones como España, Argentina, Cuba, Chile y México, por mencionar algunos de habla hispana, donde han encontrado que tal vez es más fácil lograr un cupo para una especialidad. En mi caso, me encuentro en México, un país al cual le tengo un gran agradecimiento y cariño, igual de corrupto e inseguro como el nuestro, pero con una gran diferencia , tiene miles de cupos para mexicanos y para extrenjeros, donde le que no estudia es porque no quiere hacerlo. Tampoco les pagan a los extranjeros, pero en ocasiones afortunadas como la de mi esposa, pueden acceder a becas en alguno de los años de residencia.

Pero no todo es tan facil como parece, inicialmente deben inscribirse por internet, pagar la inscripción, en todas las ocasiones deben tener un amigo que viva en México para poder realizar la transacción, no hay bancos que te reciban dinero en Colombia. Tienen que enviar muchos papeles, constancias, apostillas, si todo está en regla, viajan a presentar un examen, 6 meses después de inscribirse. Un mes después, como si todo este estrés fuera poco, les dan el resultado, y si están entre los que tienen el puntaje indicado, tienen un cupo seguro.

Aún no saben en donde les va a tocar, no es tan facil como decidir me queiro ir a vivir a este estdo o a esta universidad, no… deben hacer unos tres viajes a México como mínimo, porque todos los trámites son personales, primero el de reclamar la constancia de que pasaron el examen, unos dos meses después, volver a viajar para solicitar cupo en algún hospital de su preferencia (tienes 8 opciones), y luego regresar para ver si quedaron donde querían. Si les va bien, solo viajan una vez más, para iniciar sus estudios, si no, hay 4 “vueltas”, en las cuales deben viajar hasta que les escojan un lugar para hacer la residencia, de qué depende esto? De su puntaje y de la cantidad de extranjeros que soliciten cupo en un mismo hospital. Hay muchos de donde escoger, pueden hacer prácticas en el IMMS; ISTE, Cruz verde, Hospitales Civiles, etc…

Una vez pasan, el cambio te trae todo el estrés del mundo (así muchos no lo quieran aceptar), el dejar su trabajo, la familia, su ciudad, sus costrumbres, su comida… en fín, una serie de cambios que al final son lo de menos, comparados con la carga asistencial y educativa que tienen que pasar sobretodo en el primer año… pero si pasan este, pues se acostumbran. Afortunadamente en todo este proceso, hemos estado mi hijo y yo apoyándola siempre. Le falta la mitad del camino, pero desde ya sabemos que hay muchas dificultades antes de obtener el tan codiciado título de especialista.

Otro pero, es el Servicio Social que deben realizar en México. Está bien, los mexicanos devuelven a sus instituciones un “servicio social”, a ellos los remuneran, pero los extranjeros, no son remunerados, al contrario, le pagan a la universidad y al hospital donde hacen las prácticas, entonces no me parece justo, peor aún sabiendo que los hospitales donde se prestanestos servicios son los mas alejados de las ciudades, donde la violencia azota todos los días.

Cuando al final se gradúan, las universidades mexicanas, tardan mucho en darles su título, estamos hablando en promedio de unos 4 meses. Este lo necesitan para hacer la respectiva validación en Colombia, en caso de querer regresar, como es lo que la mayoría esperan. En Colombia hace un año, cambiaron las reglas para la convalidación y mínimo se tarda otros 4 meses más. En total, es casi un año más perdido, haciendo trámites y en espera de que al fin les entreguen la licencia para poder trabajar como lo que soñaron, médicos especialistas.